miércoles, noviembre 30, 2011

LOS AGRAVIOS NO DEJAN DE SERLO PORQUE LOS PERDONEMOS O PORQUE LOS DISCULPEMOS, PERO… “Perdonar es una palabra difícil.” • Primero, PERDONAR es un acto de plena libertad. • Segundo, perdonar No significa decir “Lo que me hiciste no me importa”, pues esta actitud conduciría a la ceguera y ella a la total falta de valores. La indignación y la ira son reacciones normales ante las injusticias. • Tercero, Perdonar es la única reacción que rompe la monotonía de “ojo por ojo, diente por diente” El odio provoca la violencia, y la violencia justifica el odio. Cuando perdonas, pones fin a ese círculo vicioso; impides que la reacción en cadena siga su curso. • Cuarto, Perdonar no es dejar que el tiempo "cure" algunas llagas. Esto seria aceptar que nuestras emociones caducan o envejecen y si fuera así mi abuela que murió a los 92 anos no hubiera recordado reírse o llorar al final de sus días. • Quinto, Perdonar significa expresar nuestra libertad, y perdonando es posible negarle la libertad a los agresores. • Sexto, El perdón comienza cuando el agredido no identifica al agresor con su obra maligna y logra ver que los HOMBRE son más grandes que las Culpas por las cuales fueron juzgados. PERDONAR ES UN ACTO DE UN DÍA, ARREPENTIRSE ES UNA VERGÜENZA DE TODA UNA VIDA. Cuba es un como todos los antiguos países comunistas un caso difícil y dentro de ellos el pueblo ha heredo un pedazo de este pastel amargo. Los llamados chivatones son/eran comunistas, extremistas, reaccionarios y fueron las caretas visibles en ese teatro de sociedad que se ha generado el sistema totalitario en cuba conocieron. El proceso de crear una sociedad civil llevara aparejado un perdón, el sistema totalitario institucionalizo la “rivalidad” basada en la envidia, los recelos, genero segregaciones ideológicas, religiosos, estéticas, éticas y morales dentro de la conciencia popular como único modo de viviente y nunca se preocupo por instaurar la competencia social sobre legitima basada como el conocimiento, la experiencia, la audacia. Era/es más importante ser un comunista que un científico, era/es mas importante ser del partido comunista que tener calificaciones altas o agilidades valiosas. PERDONAR en Cuba… las primeras y las únicas que tendrían realmente algo que PERDONAR serían las “Damas de Blanco” que por partida doble han sido agredidas y mutiladas en disímiles ocasiones. Si ellas un día “Perdonan”, y se que lo harán, de mi parte que se den todos, el resto de los agresores, por perdonados. Jorge Del Rio

2 comentarios:

Jorge Arce dijo...

Estoy de acuerdo contigo. La historia de la Cuba "revolucionaria" ha colocado a los cubanos en "ejércitos" enemigos que se piden la cabeza los unos a los otros, además de los demás desmanes. Esta guerra ha sembrado la familia cubana de muerte y dolor. La traición cobró un valor inusitado gracias a los premios estatales en forma de medallas y diplomas. Las gentes son degradadas sólo por pensar distintos, aún sin mover un dedo.
La tirantez es tanta y tan desmesurada, que no hay sitio para el diálogo respetuoso y tolerante. La discusión se convierte en la primera media hora en ráfagas de insultos y descalificaciones aunque medie la inconmensurable web por medio.
Las cosas así no pueden llegar a final felíz para Cuba. El; perdón es la piedra angular de la futura isla.

TRAGALUZ dijo...

Jorge Arce: Llegara el momento en que podamos hablar, piensa que la primera batalla ya esta ganada. Hoy hablar de Tolerancia, de Criterios diferentes, de respeto, de inclusión y de de pro-positivismo no es símbolo de perdedor, es por todo lo contrario nuestra mejor arma contra la testarudez de un régimen franca ruina política. Nuestra mejor arma en precisamente tolerarle ha ellos su poco entusiasmo y valor, tolerar sus dobleces y falsedades, solo ellos decidirán hasta cuando sufrir es a su gusto no al nuestro.