miércoles, abril 01, 2009

Un Acto de Soberanos Textículos.

Un Acto de Soberanos Textículos.

Durante una presentación artística en la X Bienal de la Habana soberanos textículos fueron leídos por jóvenes cubanos ante un público atónito frente a la valentía de estos portadores de melatonina en abundancia.

La autora de la presentación en el centro Wilfredo Lam, Tania Bruguera, según sus declaraciones de hoy, dijo no tener idea de cómo los participantes se expresarían ante un micrófono abierto y concibió semejante presentacion "Lo que yo estaba haciendo'', dijo Bruguera, "era dar mi espacio a otros''. La bienal es patrocinada por el Ministerio de Cultura y su presentacion estaba en el programa oficial de actividades.
Bruguera montó un podio frente a una cortina color ocre con un tribuna y micrófono en el patio del Centro Wifredo Lam, un espacio oficial de exhibición. Dos Actores vestidos con uniforme del Ministerio del Interior, estaban en el podio con una paloma blanca. Cuando Bruguera invitó a la gente en la audiencia --el salón estaba repleto-- a tomar el micrófono y decir durante un minuto lo que quisieran, tanto cubanos como extranjeros protestaron por la falta de libertad de expresión en la isla.
Mientras los participantes hablaban, los actores en uniforme oficial les colocaban la paloma blanca en los hombros, una referencia burlona al histórico discurso de Fidel Castro el 8 de enero de 1959, cuando una paloma blanca se le posó en el hombro, lo que muchos consideraron un reconocimiento divino.
Bruguera con otras pensentaciones controversiales a través del mudo (Londres, Miami Beach, etc) tituladas El susurro de Tatlin, en referencia al arquitecto ruso Vladimir Tatlin, en sus intentos de construir un edificio monstruosamente alto, presencio en la X Bienal de La Habana como la esperanza esta vez se escapo de la “Caja de Pandora”
Declaro Bruhueras: “Soy una artista que no hace sentir cómoda a la gente'', dijo Bruguera. "Soy una artista que trata de hacer lo imposible. Ese es mi trabajo y así es como llevo mi vida personal''.

De todos modos Bruguera: Se agradece enormemente, en esa extraña mezcla de disfrute y envidia por no haber estado presente.

El disfrute fue de todos, todos los que deseábamos oír, en soberanos textículos, con gritos de “Viva Cuba Libre” y el “toque a deguello” de nuestros viejos Mambises.

JDR
Mia 2009